28
Nov 12

La semana pasada los residentes de Rodríguez de Andoin V nos demostraron que tienen mucha marcha. Durante la actuación del grupo de salsa que se acercó a nuestras instalaciones, varios de ellos se animaron a bailar a pesar de las dificultades físicas.

Y es que una cosa no está reñida con la otra. Estudios científicos y psicólogicos han demostrado a lo largo de los últimos años que por un lado escuchar música mejora la capacidad de aprendizaje y la comunicación, ayuda a estar de buen humor y a superar estados depresivos e incluso alivia el dolor crónico. Mientras que practicar el baile, lejos de parecer lo contrario evita el riesgo de caidas y mejora el equilibrio de nuestros mayores.

Varios de nuestros residentes se unieron a la sesión de baile, al principio tímidamente, pero con mucha gracia y soltura a la finalización de la actuación. Fue una experiencia muy gratificante tanto para ellos como para el personal de Residencia Rodríguez de Andoin V, que también se animó a mover la cadera.